Acercar al Amor de Dios a todas las personas

25 ene

Francisco Velasco Echazarreta
Presidente Nacional
Sociedad de San Vicente de Paul

Estimados Vicentinos y Vicentinas:
Casi sin darnos cuenta, ya hace un año que empezamos a recibir este Boletín de los Hogares de Ancianos de la Sociedad de San Vicente de Paul en Chile. Hace un año, en el lanzamiento del primer número, decíamos “Queremos que ayude a que todos los que lo reciban se sientan parte de San Vicente”. Creo que de alguna forma, esto ha sido así. Vemos también que esta iniciativa ha ayudado a otras ramas de la SSVP, como son las Conferencias y los Hogares de Niños, a crear sus propios espacios de comunicación interna, donde trabajadores, voluntarios y asistidos se encuentran, se conocen y aprenden a valorarse y a quererse.

Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer sinceramente el esfuerzo de cada uno de ustedes durante el año 2010 para mantener y hacer crecer nuestra querida SSVP. Fue un año difícil, duro, y sin embargo, logramos salir adelante. Vemos nuestros Hogares cada día en mejor forma, el personal con más ganas, los voluntarios más comprometidos, nuestros residentes más felices. Todo esto se logra sólo con la colaboración y el esfuerzo en conjunto, con un ideal nacido de la certeza de que “todo esto procede de Dios, que nos reconcilió con Él por intermedio de Cristo” (2 Cor 5, 18). Es el rostro del Dios con Nosotros el que debemos aprender a reconocer en cada una de las personas que hacen parte de nuestras vidas, y la SSVP está llamada a ser el vehículo por el cual llegamos a aprehender esto en la profundidad de nuestros corazones.

Para lograr esto, los Hogares de la SSVP se han comprometido en una misión:
“Acercar al Amor de Dios a todas las personas que se relacionan con el Hogar (residentes, trabajadores, apoderados, y voluntarios); potenciando procesos de desarrollo y aprendizaje mutuos, mediante la atención de las necesidades espirituales, físicas y materiales de los adultos mayores, realizada con excelencia, pasión, creatividad y con un profundo amor cristiano”.

Hermosa, pero difícil misión. Aquí tenemos dos opciones: o nos quedamos paralizados por la grandeza de la misión, sin saber qué hacer; o nos lanzamos a tratar de realizarla sabiendo que no seremos capaces de lograrla solos. Yo los invito a esto último. Dejémonos urgir por el amor de Cristo (2 Cor 5, 14), entregado con confianza y dando todas nuestras fuerzas en esta Misión.
Que este nuevo año que se inicia, sea de alegría y paz para cada unos de ustedes.
Con un afectuoso abrazo.

Francisco Velasco Echazarreta
Presidente Nacional
Sociedad de San Vicente de Paul

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: