Mensaje de Navidad

31 dic

Mis queridos consocios Vicentinos:

Que la Paz y el Amor de Jesús estén con vosotros.

m_IMG_1984La Navidad es un tiempo especial para las personas de todo el mundo y aun más para los cristianos, y especialmente para nosotros Vicentinos. Llevamos muy dentro de nuestros corazones la celebración del nacimiento del niño Jesús, lo que para nosotros cristianos conlleva un significado especial. El nacimiento del niño Jesús trae Esperanza y Alegría en la misión Salvadora de Dios. La llegada de Jesús al mundo nos está dando la oportunidad de una renovación de la vida, de poder tener, experimentar y compartir el Amor de Cristo con nuestros seres queridos y especialmente con los pobres y necesitados a los que servimos tan fielmente como Vicentinos.

En este periodo de Júbilo y Alegría, demos gracias a Dios por las muchas bendiciones que Él nos ha dado, a nosotros y a nuestras familias. Sin embargo, durante este tiempo de buena animación, sirvamos a los que están a nuestro cuidado con el Amor de Jesús en nuestros corazones y démosles felicidad y consuelo en esta época de Navidad.

No olvidemos a las muchas personas desfavorecidas que están sin cuidados. A los muchos que están abandonados y sufriendo el hambre, la enfermedad, el frío y la soledad, y especialmente a los niños y a los ancianos. Oremos para que el Divino Niño Jesús les muestre misericordia y compasión y alivie sus sufrimientos.

Como Vicentinos debemos seguir dando testimonio de Cristo a través de nuestra misión y vocación de servir a Cristo en los pobres y necesitados, y debemos llevar consuelo y cambio a la vida de aquellos a los que asistimos. Al comprometernos fielmente a Su llamada, nos debemos esforzar en facilitar un futuro mejor a aquellos a los que servimos.

Alegrémonos en la grandeza, amor y compasión del niño Jesús al recibirle en nuestros corazones en esta Navidad. Con este Amor de Jesús en nuestros corazones, deseamos con Esperanza y Confianza que el Nuevo Año sea un año de plenitud y paz para la mejora de aquellos a los que servimos, y también para nuestras familias y para nosotros mismos. Es para mí un placer, en calidad de vuestro Presidente General celebrar con todos vosotros esta maravillosa fiesta de la Navidad y recibir el Nuevo Año 2013.

En nombre del Consejo General Internacional, deseo daros las gracias a todos vosotros por el maravilloso trabajo Vicentino que habéis llevado a cabo durante el año sirviendo a los necesitados; y, por favor, seguid con esta maravillosa obra llevándoles felicidad y esperanza.

Mi esposa Rosalind se une a mí para desear a todos los Vicentinos y a sus familias una Bendita y Jubilosa Navidad, así como un Año Nuevo lleno de Espiritualidad, Alegría y Paz. Unámonos en la oración con Jesús, María y José en nuestros corazones. Que Dios os bendiga a todos.

Con todo mi aprecio,
Dr. Michael Thio
Presidente General

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: